Incidentes

Incidentes

Los incidentes se encuentran reglamentados en el Libro I, título IX, entre los artículos 82 al 91 del CPC. Recordemos que el Libro I del CPC trata de las disposiciones comunes a todo procedimiento. Dispone el Art. 82 del CPC: “Toda cuestión accesoria de un juicio que requiera pronunciamiento especial con audiencia de las partes, se tramitará como incidente y se sujetará a las reglas de este título, si no tiene señalada por la ley una tramitación especial".

Definicion de incidentes

Es toda controversia accesoria del juicio, suscitada entre las partes del mismo, que sin mirar el fondo de lo discutido tiene relación con él, y que requiere de un especial pronunciamiento del tribunal, definición extraída del Art. 82 del CPC.

Elementos de los incidentes

Primeramente, que suscite una controversia entre las mismas partes del juicio, lo que implica que durante la tramitación del proceso se produzca una controversia accesoria que no mire el fondo mismo de lo discutido, pero que se relacione con él. Acto seguido, que dicha controversia sea resuelta por medio de un especial pronunciamiento del tribunal que conoce de la cuestión principal, pronunciamiento distinto a aquel destinado a resolver la cuestión principal. Dicho especial pronunciamiento se concretará con la dictación de una sentencia interlocutoria o un auto. En el procedimiento sumario, el incidente se falla conjuntamente con la cuestión principal. Finalmente, podrá también señalarse un tercer requisito, según el Art. 82, la cual es la audiencia de las partes, pero no se trataría de un requisito general.

Tribunal competente para conocer de los incidentes

De acuerdo al Art. 111 del COT será el mismo tribunal que conoce de la cuestión principal, en este sentido señala esta disposición “El tribunal que es competente para conocer de un asunto lo es igualmente para conocer de todas las incidencias que en él se promuevan”.

Clasificacion de los incidentes

Atendiendo a su tramitación.

a. Incidentes ordinarios: Son aquellos que deben someterse en su tramitación a las reglas generales señaladas en el título IX del libro I del CPC, debido a que el legislador no ha señalado una tramitación especial, de allí su denominación.

b. Incidentes especiales: Son aquellos que por su importancia la ley ha señalado una tramitación especial para el caso que se susciten en el juicio; se regulan en el título X al XI del libro I del CPC. Son incidentes especiales por ejemplo, la acumulación de autos, de las cuestiones de competencia, de las implicancias y recusaciones y de las costas.

Atendiendo a si mientras se tramita el incidente se paraliza o no la tramitación del juicio.

a. Incidentes de previo y especial pronunciamiento: Son aquellos que una vez promovidos paralizan la tramitación del asunto principal, estos incidentes se tramitan en el mismo cuaderno del asunto principal, así lo señala el Art. 87 inciso 1°.

¿Cuáles son los incidentes de previo y especial pronunciamiento?

No los enumera la ley, pues se determinarán en cada caso particular. En general se trata de incidentes que miran a la relación procesal, como por ejemplo el incidente de las cuestiones de competencia.

b. Incidentes que no son de previo y especial pronunciamiento: Son aquellos que una vez promovidos no paralizan la tramitación del asunto principal, estos incidentes se tramitan en cuadernos separados del asunto principal, evitando así la perturbación del curso normal del proceso, así lo señala el Art. 87 inciso 2°.

Ejemplo de esta clase de incidente es el que dice relación a la falta de validez de la declaración de un testigo.

Incidentes ordinarios

Son aquellos que deben someterse en su tramitación a las reglas generales señaladas en el título IX del libro I del CPC, debido a que el legislador no ha señalado una tramitación especial, de allí su denominación.

Oportunidad para promover los incidentes ordinarios

Para determinar la oportunidad en que deben ser promovidos los incidentes ordinarios, evitando así abusos, la ley ha establecido tres normas (Art. 84, 85 y 86) que se refieren a la oportunidad en que se origina el hecho que da origen al incidente.

Si el incidente nace de un hecho anterior al juicio o coexistente con su principio, como defecto legal en el modo de proponer la demanda, deberá promoverlo la parte antes de hacer cualquiera gestión principal en el pleito, de lo contrario podrá ser rechazado de oficio por el tribunal, así lo señala el Art. 84 inciso 2° del CPC.

Excepción: Salvo que se trate de un vicio que anule el proceso, ejemplo la demanda ha sido entablada ante un tribunal absolutamente incompetente, en cuyo caso se estará a lo que establece el artículo 83, que trata de la nulidad procesal; o que se trate de una circunstancia esencial para la ritualidad o la marcha del juicio, caso en el cual el tribunal ordenará que se practiquen las diligencias necesarias para que el proceso siga su curso legal, así lo señala el Art. 84 inciso 3° del CPC.

Todo incidente originado de un hecho que acontezca durante el juicio, como por ejemplo el originado en la declaración de un testigo, deberá promoverse tan pronto como el hecho llegue a conocimiento de la parte respectiva, así lo señala el Art. 85 del CPC.

Sanción: Si en el proceso consta que el hecho ha llegado al conocimiento de la parte, y si ésta ha practicado una gestión posterior a dicho conocimiento, el incidente promovido después será rechazado de plano, salvo que se trate de algún vicio que anule todo el proceso o se trate de circunstancias esenciales para la ritualidad o la marcha del juicio, Art. 85 inciso 2°.

Todos los incidentes cuyas causas existan simultáneamente deberán promoverse a la vez. En caso contrario, se rechazará de oficio por el tribunal, salvo que se trate de un vicio que anule todo el proceso o que se trate circunstancias esenciales para la ritualidad o la marcha del juicio, así lo señala el Art. 86 del CPC.

Tramitacion de los incidentes ordinarios

La parte interesada deberá presentar ante el tribunal, que conoce la cuestión principal, el respectivo escrito en que se solicita la promoción del incidente.

El tribunal deberá decidir si la cuestión promovida tiene o no el carácter de incidente y si tiene relación con el asunto que es materia del juicio, o a lo menos mira el fondo del asunto, de lo contrario podrá ser rechazado de plano, de acuerdo a lo señalado en el Art. 84 inciso 1°.

Si se promueve después de la oportunidad adecuada para cada caso, será rechazado de oficio por el tribunal.

En caso que el tribunal decida que la cuestión promovida tiene el carácter de incidente procederá a conferir traslado del incidente a la contraparte, la cual se notificará por el estado diario, al no señalar la ley otra forma especial de notificación.

  • Si se trata de un incidente de previo y especial pronunciamiento, una vez promovidos paralizan la tramitación del asunto principal, estos incidentes se tramitan en el mismo cuaderno del asunto principal, así lo señala el Art. 87 inciso 1°.
  • Si se trata de un incidente que no es de previo y especial pronunciamiento, una vez promovidos no paralizan la tramitación del asunto principal, estos incidentes se tramitan en cuadernos separados del asunto principal, evitando así la perturbación del curso normal del proceso, así lo señala el Art. 87 inciso 2°.

Notificada la resolución, se concederá un plazo de 3 días para responder, iniciándose de esta forma un término de emplazamiento. Este plazo, es un plazo de días, es discontinuo y es fatal.

Pueden darse a continuación las siguientes situaciones.

Si el demandado incidental contesta el incidente dentro del término de emplazamiento de 3 días, el tribunal podrá:

  • Recibir el incidente a prueba.
  • Resolverá el tribunal la cuestión, si, a su juicio, no hay necesidad de prueba. Vale decir, se falla de inmediato.

Recibir el incidente a prueba

¿Cuándo será necesaria la prueba? Cuando exista controversia sobre algún hecho substancial y pertinente en el juicio, tal como sucede tratándose del juicio ordinario, dándose aplicación a lo señalado por el Art. 318 del CPC, en relación al Art. 3 del CPC, que consagra la aplicación general del juicio ordinario.

Resolucion que recibe la causa a prueba

Cuando haya de rendirse prueba en un incidente, la resolución que lo ordene determinará los puntos sobre que debe recaer, y su recepción se hará en conformidad a las reglas establecidas para la prueba principal. La referida resolución se notificará por el estado, así lo señala el Art. 323 del CPC.

Recursos que proceden en contra de esta resolucion

Solo procede el recurso de reposición, dentro de tercero día, desde la notificación correspondiente, así lo señala el Art. 319 del CPC. Pero agrega el Art. 90 del CPC que las resoluciones que se pronuncien en los casos de este artículo son inapelables.

Notificada la resolución que recibe la causa a prueba se abrirá un término probatorio, el cual podrá ser:

Termino probatorio ordinario

Constituye la regla general, es aquel término destinado a que las partes rindan sus pruebas ante el tribunal que conoce de la causa y dentro de su territorio jurisdiccional, y también en caso que alcance en su extensión, para que rindan sus pruebas en un tribunal distinto al que conoce de la causa fuera de su territorio jurisdiccional e incluso fuera del territorio de la república, todo ello vía exhorto. Dispone el Art. 334 del CPC que se puede durante el término probatorio ordinario, rendir prueba en cualquier parte de la república y fuera de ella.

Extension del termino ordinario de prueba

Será de 8 días contados desde la notificación por el estado diario de la resolución que recibe la causa a prueba, pudiéndose en él todos los medios de prueba, así lo señala el Art. 90 inciso 1°. Se trata de un plazo fatal para todos los medios de prueba, a diferencia de lo que ocurre tratándose del juicio ordinario, llegamos a esta conclusión de la propia redacción del Art. 90 del CPC.

Termino probatorio extraordinario

Este término no reemplaza la ordinario y es aquel término destinado específicamente para que las partes puedan rendir sus pruebas fuera del territorio jurisdiccional del tribunal que conoce de la causa o fuera del territorio de la república, cuando no le fuere suficiente para ello el término ordinario.

Casos en que procede y extension de acuerdo al articulo 90 del CPC

Cuando hayan de practicarse diligencias probatorias fuera del lugar en que se sigue el juicio, sea dentro o fuera de Chile, podrá el tribunal, por motivos fundados, ampliar una sola vez el término por el número de días que estime necesarios, no excediendo en ningún caso del plazo total de 30 días, contados desde que se recibió el incidente a prueba.

Termino probatorio especial

En algunos casos el término ordinario y extraordinario de prueba no es suficiente por razones ajenas y no imputables a la voluntad de las partes y no habiendo posibilidad de suspenderles, se produce una situación de injusticia que es necesario remediar, surge entonces el término especial de prueba. Se dará aplicación, tratándose del procedimiento incidental, a las reglas generales relativas al juicio ordinario, consagradas en los Arts. 339 y 340 del CPC.

Formas de rendir la prueba

Según el Art. 323 del CPC Cuando haya de rendirse prueba en un incidente su recepción se hará en conformidad a las reglas establecidas para la prueba principal. Según el Art. 90 inciso 2° Dentro de los 2 primeros días deberá acompañar cada parte una nómina de los testigos de que piensa valerse, con expresión del nombre y apellido, domicilio y profesión u oficio. Sólo se examinarán testigos que figuren en dicha nómina. No se admite en este caso, a diferencia de lo ocurre en el juicio ordinario, la excepción del Art. 372 inciso 2°, pues sólo se examinarán testigos que figuren en la nómina.

Fallar de inmediato el incidente

Ello ocurre en los siguientes casos:

  • Cuando no hay hechos pertinentes y controvertidos.
  • Cuando los hechos, aunque controvertidos, consten en el proceso, como lo señala el Art. 89 del CPC.
  • Cuando el tribunal pueda resolver de plano aquellas peticiones cuyo fallo se pueda fundar en hechos que sean de pública notoriedad, como lo señala el Art. 89 del CPC.

Se trata de la aplicación del llamado “Hecho notorio” en el ámbito procesal, que implica la omisión de la prueba. Será un hecho notorio todo hecho que es conocido por todos los miembros de un grupo de personas en un tiempo y lugar determinados, a diferencia del hecho evidente el cual todos conocen en un mismo tiempo y lugar.

Cuando las partes pidan que se falle el pleito sin más trámite, en conformidad al Art. 313 del CPC tratando el juicio ordinario, dando aplicación a lo señalado en el Art. 3 del CPC. Concluido el término probatorio se procederá a pronunciar la resolución que decida el incidente. Vencido el término de prueba, haya no rendido prueba las partes, y aun cuando éstas no lo pidan, fallará el tribunal inmediatamente o, a más tardar, dentro de tercero día, la cuestión que haya dado origen al incidente, así lo señala el Art. 91 del CPC. No se requiere citar a las partes a oír sentencia.

Naturaleza juridica de esta resolucion

  • Si establece derechos permanentes a favor de las partes, se tratará de una sentencia interlocutoria, de acuerdo a lo señalado en el Art. 158 del CPC.
  • Si no establece derechos permanentes a favor de las partes, se tratará de un auto, de acuerdo a lo señalado en el Art. 158 del Código de Procedimiento Civil.